Voluntarios

 Bernadette

Hola queridos amigos de Casa Hogar de Jesús,

Mi nombre es Bernadette Selbherr, tengo 20 años y tengo la oportunidad de trabajar como voluntaria en Casa Hogar de Jesús desde septiembre 2016.

Mi trabajo diario incluye visitas al médico común con los niños que a veces son hasta Quito, el lavado y planchado de ropa, visitas de escuelas y casas junto con la trabajadora social, la tutoría de los niños de 2 a 5 años y a veces el diseño del programa para los niños mayores y adolescentes, estos son por ejemplo ofertas creativas como artesanías, costura, cocina o similares.

Aquí siempre hay algo que hacer y se utiliza versátil. Se recibe una visión de muy diferentes niveles de vida y adquiere una nueva perspectiva sobre algunas cosas. Además, se obtiene la oportunidad de contribuir sus intereses y capacidades. Por ejemplo a mi me encanta cocinar y hornear y por eso puedo hacerlo para mi mismo o con los chicos.

Por supuesto no sólo hay el trabajo diario, también se puede acompañar fiestas y excursiones. Por ejemplo el aniversario, el evento o simplemente un paseo al zoo. Se está totalmente integrado y puede participar en muchas cosas.

Lo que me motivó en mi trabajo?

Para mi es una gran adición trabajar con estos niños y también con mis compañeros. Ellos tienen una apertura y así puedo participar en sus vidas. Con una sonrisa, una conversación agradable o sólo con un abrazo. Me siento como parte de un gran todo y voy muy bien.

Me encanta estar en este lugar con estas personas!!!


 

 

 Konni

Hacer un voluntariado en Casa Hogar de Jesús significa para mí: Experimentar la diversidad. La diversidad del trabajo que ofrece la Fundación Calasanz, la diversidad que tiene esta ciudad de  Santo Domingo, la diversidad del Ecuador.

Mi nombre es Konni, yo tengo 19 años y vengo de la ciudad Colonia en Alemania y estoy ya un medio año realizando un voluntariado aquí en Ecuador.

En este medio año tenía la posibilidad de conocer a muchas personas y proyectos que tiene la Fundación Calasanz, pero también he tenido la posibilidad de conocer muchos sectores de la Provincia Tsachila.

Cuando llegue a Santo Domingo, la cosa más importante era: ¡Aprender español! Porque mis conocimientos eran muy básicos, por eso era muy importante aprender el idioma español para comunicarse con los chicos y los compañeros de trabajo.

Desde el mes de septiembre, hice una experiencia de trabajo en el Proyecto que se llamó: “Erradicación de trabajo infantil” (ETI). En este proyecto había 23 trabajadores sociales, que tenían la tarea de: Erradicar el trabajo infantil a las calles de Santo Domingo.

La tarea de los Trabajadores Sociales consistía en visitar las familias pobres, y llenar una estadística de su vida familiar como cuántos niños tienen, sus edades, saber sobre su situación económica.

También se ha realizado un programa de actividades para los chicos en la tarde y se les ha ayudado de tal forma que no salgan a trabajar, esto era un Proyecto de prevención, este proyecto ha estado financiado con fondos del estado, pero desde este nuevo año este Programa no continua.

Ahora tengo nuevas actividades en este nuevo año:  doy clases de inglés, dos veces cada semana. Soy el “Teacher” en las aulas de nivelación: Aquí estudian unos chicos de la Casa Hogar de Jesús y también unas chicas del Hogar Valle Feliz. Los chicos, que estudian en estas aulas, tienen problemas en las aulas normales, porque no han estudiado por algunos años. Los fines de semana estoy dando prácticas de Básquet.

Si ven: Ya tenía muchas posibilidades para conocer la diversidad del trabajo en la Casa Hogar de Jesús y en la Fundación Calasanz, pero también a conocer la gente del Ecuador. Yo estoy muy curioso de lo que vendrá en esta segunda parte de mi voluntariado.